Copy
Boletín GFLAC
Enero, 2016
View this email in your browser
Enero, 2016

NUESTRO TRABAJO EN 2016
Iniciamos 2016 con muchos retos. El 2015 fue un año clave en la construcción de un futuro de bajo carbono y resiliente al clima. Se aprobaron la Agenda 2030 y el Acuerdo de Paris, instrumentos que nos abren oportunidades importantes para fortalecer nuestras agendas. Sin embargo, siguen quedando muchas tareas pendientes y desde el GFLAC seguiremos fortaleciendo y creando nuevas alianzas, y trabajando para promover una arquitectura financiera sustentable, justa, efectiva y coherente para luchar contra el cambio climático. En este sentido, nuestro trabajo durante este año tendrá como componente fuerte buscar la coherencia entre las distintas agendas y procesos.
 
Durante 2016 estaremos dando seguimiento y presentando recomendaciones dentro de procesos nacionales, regionales e internacionales en materia de cambio climático y en particular del tema de financiamiento climático.
 
Principales temas y procesos en los que el GFLAC estará presente:
 
- Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC).
  • Se trabajará en la promoción de rutas para pedir que el Financiamiento climático de largo plazo sea predecible, coherente y escalable.
  • Se trabajará en la definición de criterios para la creación de sistemas de Medición, Reporte y Verificación (MRV) del financiamiento climático. 
  • Se trabajará en el acompañamiento para la creación de modalidades/metodologías  de medición del financiamiento climático.
  • Se acompañará el trabajo del comité permanente de financiamiento. 
- Contribuciones Nacionales Tentativamente Determinadas (Intended Nationally Determined Contributions, INDCs 
  • Se trabajará en promover el aumento de la ambición en los diversos componentes, con fuerte énfasis en los criterios de financiamiento.
  • Se promoverá una evaluación ciudadana sobre el progreso y preparación de la implementación de las INDCs en la región.  
Acciones a nivel nacional: 
  • Se promocionará la creación de Estrategias Nacionales de Financiamiento Climático. 
  • Se darán a conocer los informes preparados en Bolivia, Honduras, Nicaragua y Guatemala sobre financiamiento climático.
  • Se emprenderá el análisis de monitoreo en dos nuevos países. 
  • Se actualizará información de estudios previos elaborados en Argentina, Chile, Ecuador y Perú.
  • Se apoyará la construcción del MRV de financiamiento para Colombia.
  • Se apoyará el seguimiento e implementación de políticas y leyes asociadas al cambio climático como la Ley de Transición Energética (LTE) en México. 
- Fondo Verde para el Clima.
  • Se apoyará la construcción de sistemas de monitoreo del Fondo a nivel nacional.
  • Se propondrá la creación de un observatorio regional para la operación efectiva del Fondo.
- Agenda 2030.
  • Se participará en la construcción  de indicadores.
  • Se dará seguimiento al proceso de revisión a nivel  internacional. 
  • Se trabajará en la formulación de un observatorio a nivel regional para cumplimento de la agenda asociada a cambio climático.  
- Industrias extractivas y cambio climático.
  • Se fortalecerá el trabajo para incorporar reflexiones en materia de financiamiento, ingresos y gasto en materia de extractivas y su relación con cambio climático.
Estas actividades son indicativas y el GFLAC podrá estar participado en otras acciones de interés para la región. De igual forma el GFLAC mantendrá sus acciones de difusión de información a través de sus boletines y de seminarios virtuales  a lo largo del año.

Monitoreo, Reporte y Verificación (MRV).
¿Por qué medir, reportar y verificar el financiamiento climático?

El financiamiento climático es necesario para alcanzar los compromisos de mitigación y adaptación, tanto nivel nacional como internacional. Estudios realizados por organismos como el Comité Permanente de Financiamiento y recientemente por la  Organización de Cooperación Económica y Desarrollo (OCDE) y la Iniciativa de Política Climática (CPI por sus siglas en inglés) han estimado la cantidad de recursos que se han transferido de países desarrollados a países en desarrollo. Mientras que el SCF señaló que los países han transferido entre $40 y $175 mil millones de dólares (USD) al año (2014); la OCDE señala que en 2014 se alcanzó la movilización de financiamiento climático por $62 mil millones de dólares, mientras que en 2013 fue de $52 mil millones de dólares, lo que equivale a una movilización promedio anual de $57 mil millones de dólares (2015).

Ambas informes demuestran la existencia y provisión de flujos de financiamiento para combatir el cambio climático, sin embargo, aún existen diversos cuestionamientos sobre el origen y certeza de dicha información. Además de ello, también se cuestiona que la información proviene esencialmente de compromisos de países donantes y no necesariamente refleja lo que los países en desarrollo realmente reciben.

En este sentido y en miras a que la información sea adecuada, lo más certera posible y que eventualmente refleje no sólo la información cuantitativa sino también cualitativa sobre el uso de dichos recursos, se propone la creación de sistemas de medición (M), reporte (R) y verificación (V) del financiamiento climático. Un sistema de MRV de financiamiento requiere de la definición de criterios armónicos para la clasificación de las acciones que son mitigación y adaptación al cambio climático y con ello del entendimiento de la existencia y brechas de financiamiento climático.
 
El Acuerdo de Paris ha establecido la importancia de proveer información de financiamiento provisto, proyectado y movilizado no sólo para países desarrollados, sino también invita a otros países a hacerlo. Por ello, el establecimiento de mecanismos de MRV serán esenciales para que países en desarrollo logren no sólo medir el financiamiento que reciben de fuentes internacionales, sino también aquel que asignan a nivel nacional vía presupuestos públicos. ¿Por qué?
 
¿Por qué es importante medir, reportar y verificar el financiamiento internacional?
  1. Mejorar la confianza entre los países.
  2. Estimar el financiamiento recibido (y ahora provisto y proyectado) e identificar brechas de financiamiento existentes.
  3. Mejorar la calidad y el acceso a la información para que sea confiable, transparente y comparable.
  4. Evaluar que los compromisos internacionales  sean cumplidos y  atender los requisitos internacionales de mecanismos como el Fondo Verde del Clima y otros.
  5. Incentivar  la efectividad en el uso de los recursos.
 
¿Por qué es importante medir, reportar y verificar el  financiamiento nacional que se otorga vía presupuestos públicos?
  1. Identificar y estimar el financiamiento público otorgado (a diversos niveles) e identificar brechas y necesidades de financiamiento.
  2. Dar seguimiento al avance de los programas/planes/acciones e incrementar el entendimiento entre actores interesados.
  3. Dar  a conocer el progreso nacional de compromisos internacionales.
  4. Facilita la planeación y la priorización de políticas para atraer mayor inversión e identificar oportunidades de apalancamiento.
  5. Permite dar seguimiento al uso efectivo de recursos nacionales y garantizar que su ejecución lleve al cumplimiento de objetivos de política nacional.
El establecimiento de estos sistemas trae importantes retos por la falta de una clasificación universal sobre lo que es financiamiento climático, dispersión en la información, falta de capacidad para medir el financiamiento a diversos niveles, riesgo de doble contabilización y otros muchos que deben ser enfrentados no sólo por países donantes sino también por países receptores.

Algunos países ya están poniendo en marcha estos sistemas para hacer frente a estos retos y mejorar la toma de decisiones como es el caso de Colombia.

Medición, reporte y verificación de financiamiento climático en Colombia

El gobierno Colombiano a través del Comité de Gestión Financiera del SISCLIMA, liderado por el Departamento Nacional de Planeación, trabaja en el desarrollo de un sistema de información sobre cambio climático, conformado por diferentes componentes, que buscan brindar información acerca de la manera en que el país avanza frente a sus objetivos y compromisos de reducción de emisiones y adaptación al cambio climático. Este sistema, conformado entre otros, por el componente de medición, reporte y verificación de financiamiento al cambio climático, tiene como objetivo gestionar la información relacionada con los flujos de financiamiento que se han asignado vía fuentes públicas nacionales e internacionales, así como fuentes privadas para combatir el cambio climático de manera transversal y brindar las herramientas necesarias para una adecuada toma de decisiones.

Un estudios previo realizado por la firma Econometría indica que en Colombia hubo una inversión pública en 2013 de dos (2) billones de pesos en actividades afines a la mitigación y adaptación al cambio climático, de los cuales un 45% de inversión proviene del nivel  municipal. Por lo que para responder a preguntas sobre ¿qué comprende esta cifra y que tan afines son con el cambio climático?, así como identificar el mejor camino para involucrar a todos los sectores de la sociedad y de la economía, el Grupo de Financiamiento Climático para América Latina y el Caribe (GFLAC), como parte del equipo técnico integrado por el World Resources Institute y el Departamento Nacional de Planeación de Colombia, viene trabajando en el diseño del sistema de Medición, Reporte y Verificación de financiamiento climático para el país.
Esta iniciativa se enmarca en el Programa Alistamiento Finanzas del Clima implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y el World Resources Institute (WRI), con el apoyo financiero del Gobierno alemán.
Programa Alistamiento Finanzas del Clima
En este sentido, el pasado 27 de enero del año en curso, en la ciudad de Bogotá, se llevó a cabo el primer taller multi-actor que tuvo como objetivo,  brindar y validar con los participantes, el marco general sobre  el diseño del  sistema MRV y plantear a quienes participaron del taller la hoja de ruta a seguir, así como los principales retos que se deben afrontar para contar con una herramienta eficaz en materia de financiamiento climático para la lucha contra el cambio climático.  

En el evento el Ministerio de Ambiente y Desarrollo sostenible (MADS) brindó una introducción para entender el contexto bajo el cual el país desarrolla su política nacional de cambio climático, resaltándose entre otras cosas, la meta de contar con un MRV para la reducción de emisiones, para el inventario de gases efecto invernadero (GEI), y para financiamiento climático. Se resaltó que durante los días 25 y 26 de enero (previos al taller) se llevo a cabo un encuentro para discutir los pilares del MRV para el inventario y la reducción de emisiones. Todo ello con el fin de lograr la estandarización en la medición, reporte y verificación de datos, mejorar y homogeneizar la información disponible y demostrar el cumplimiento de las metas asumidas internacionalmente.

Posteriormente Sandra Guzmán, coordinadora del Grupo de Financiamiento Climático para América Latina y el Caribe (GFLAC), habló de la visión general y los elementos que se están discutiendo para construir un MRV de financiamiento Climático en Colombia. Con ello, los y las participantes obtuvieron una visión inicial sobre lo que es un sistema MRV, el desarrollo que el tema de financiamiento climático está teniendo actualmente a nivel internacional, y el por qué este tema se convierte en un pilar esencial para el desarrollo sostenible del país. 

La dinámica del taller permitió entrar en un dialogo directo con los diferentes participantes, dentro de los cuales se encontraban, algunos representantes del sector bancario, empresarial, sociedad civil, agencias de cooperación internacional, y funcionarios de diferentes entes estatales involucrados en el proceso. A partir de mesas de trabajo se plantearon preguntas clave que permitieron captar desde los diferentes sectores, las necesidades y percepciones acerca de lo que debe ser un sistema MRV del financiamiento climático, resaltándose la necesidad de  clarificar los conceptos de mitigación, adaptación, y financiamiento, la importancia de la utilización estratégica de los recursos nacionales e internacionales, el fortalecimiento del marco normativo que permita a los entes privados contar con el soporte necesario para apoyar las labores de monitoreo y verificación, la necesidad de contar con una plataforma digital dinámica, geo-referenciada sectorial y territorialmente,   la inclusión sistemática de variables e indicadores de progreso, entre otras.

En la segunda parte del taller se discutió con un grupo estratégico la manera en que debía continuarse diseñando el sistema y se aportaron elementos nuevos a la discusión tales como la necesidad de recibir retroalimentación constante por parte de todos los sectores y actores, se aportó al dialogo la necesidad de crear variables de sostenibilidad (económica, ambiental y social) y cómo estas aportan a las metas de país, teniendo en consideración indicadores de género, ambiente  y salud, así mismo se recalcó la importancia de identificar la adicionalidad a nivel de proyectos para lograr mayor eficacia en el manejo de los recursos, procurando evitar la doble contabilidad, e incluso se planteó la creación de incentivos para lograr mayor niveles de participación relacionados con el reporte desde los sectores privados de la economía nacional.

La creación de un sistema MRV para financiamiento climático implica retos amplios para países como Colombia que son altamente vulnerables a los efectos negativos del cambio climático, aun cuando el país es de acuerdo a estudios recientes parte de los 10 principales destinos de financiamiento climático en América Latina (el 4º según la ODI), se identifica la necesidad de incrementar la transparencia, el entendimiento y la eficacia en el manejo de recursos destinados a cambo climático.
Colombia fue uno de los dos países que integraron en sus contribuciones nacionales de cambio climático la necesidad de construir un MRV de financiamiento y actualmente está en un proceso activo y pionero para su desarrollo. Este sistema permitirá al país avanzar hacia sus metas de desarrollo de manera sostenible, conocer de dónde vienen los recursos, en donde se invierten y como se implementan las medidas de mitigación y adaptación, así como el impacto que se está generando desde el nivel local al nacional, así como la importancia de trabajar con diversos actores, estos y otros fueron los aportes que lograron identificarse a lo largo del taller y que serán un ejemplo para la región.

CONSULTA LA PUBLICACIÓN GFLAC

La importancia de la medición, reporte y verificación del financiamiento climático en América Latina
ESTUDIOS DE REFERENCIA
Climate Finance in 2013-14 and the USD 100 billion goal
UNFCCC Standing Committee on Finance 2014 Biennial Assessment and Overview of Climate Finance Flows Report

Calendario de eventos 2016

 
Fuente ConexiónCOP

Invitación a Evento:
"El cambio climático necesita de información sobre las actividades extractivas"

América Latina es una de las regiones en donde las actividades extractivas más se han incrementado en las últimas décadas, lo cual ha venido acompañado de la generación de crecimiento económico y renta pública, pero también del aumento de la conflictividad social fruto de los impactos sociales, ambientales y climáticos negativos que la actividad representa en los territorios donde se realiza. Ante esta situación, gobiernos, empresas y sociedad civil se han abocado a generar y publicar mayor información sobre la operación de los proyectos mineros, petroleros y gasíferos, con el objetivo de promover espacios de participación y rendición de cuentas. Sin embargo, aún existen retos importantes, sobre todo en lo referente al acceso a información socio-ambiental en relación a los proyectos mineros, petroleros y gasíferos.

Ante esta situación, la Iniciativa para la Transparencia para las industrias Extractivas (EITI) ha ido ganando mayor presencia en la región latinoamericana durante los últimos años como una herramienta que diversos actores han impulsado para avanzar en la transparencia de este sector. De esta manera, ya existen cinco países que están en diferentes etapas de su implementación, con diversos grados de legitimidad y avance: Perú, Trinidad y Tobago, Colombia, Guatemala y Honduras. Por su parte, México y República Dominicana se encuentran trabajando internamente para la presentación de su candidatura; mientras que Chile ha señalado su interés en la misma.

Un tema que ha sido recurrente en los diferentes procesos latinoamericanos y que está tomando cada vez más fuerza es si EITI puede funcionar como una herramienta para profundizar en la discusión sobre si la actividad extractiva debe o no ser llevada a cabo en los territorios. Es decir, como una fuente de información útil para la participación de las comunidades y la sociedad en este tipo de decisiones, en que se tenga el mapa completo de información necesaria: los beneficios generados por explotación de los recursos naturales, pero también las afectaciones que generan y, muy importante, quiénes reciben aquéllos y quiénes sufren éstas. Además, esta es una cuestión que también se ha planteado en otras regiones y ya existen 12 países a nivel global que han incorporado compromisos concretos en los procesos EITI nacionales para reportar datos socio-ambientales.

En este contexto, y ante el recién adoptado Acuerdo de París sobre Cambio Climático, la información sobre las implicaciones que los proyectos extractivos tienen sobre el calentamiento global es fundamental para la toma de decisiones. Dado que para evitar un aumento de la temperatura superior a 2°C, como fue acordado, se necesita dejar bajo el suelo al menos 80% de las reservas mundiales de hidrocarburos, la viabilidad de proyectos de este tipo se pondrá en entredicho. Por ello, es importante que EITI sirva para dar a conocer el “riesgo climático” de los mismos, tal y como el GFLAC y otras organizaciones internacionales pidieron en noviembre en una  carta dirigida al Consejo de EITI.
Carta dirigida al Consejo de EITI
Pero, además, es necesario también que permita tener mayor información sobre, por ejemplo, las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que implica la operación de los proyectos mineros y petroleros debido a su consumo energético o la remoción del suelo; así como el uso y contaminación de recursos que, como el agua, se ven fuertemente afectados por el cambio climático.

Por todas estas razones, es importante un debate al interior de EITI sobre el papel que el estándar debe jugar para promover la publicación de la información socio-ambiental y convertirse, así, en una iniciativa más comprehensiva que permita un mayor entendimiento de las implicaciones de las industrias extractivas y responda a las necesidades de información existentes en la región latinoamericana y en otras partes del mundo, así como a problemáticas globales como el cambio climático. De esta manera, además, EITI proveería todo el marco de información necesaria para cumplir su Principio 4, el cual establece que:

La información y el entendimiento público sobre los ingresos y gastos del Estado a   partir de la extracción de los recursos naturales deben contribuir a un debate informado sobre las opciones apropiadas para el desarrollo sostenible.

Es por ello que desde el GFLAC y la red latinoamericana sobre Industrias Extractivas (RLIE) les extendemos la invitación a asistir al Evento "Industrias Extractivas e información socio-ambiental: el rol del EITI" que tendrá lugar en el próximo 23 de febrero en Lima, en el marco de la Conferencia Global de EITI. El objetivo del mismo es generar un espacio multi-actor de intercambio de información, experiencias y reflexiones sobre el papel de EITI como mecanismo para fortalecer la transparencia y rendición de cuentas sobre la información socio-ambiental relativa a la actividad extractiva, tanto en América Latina y otras regiones.
Evento "Industrias Extractivas e información socio-ambiental: el rol del EITI"
Conferencia Global de EITI
INFORMACIÓN DEL EVENTO:

Fecha y hora: 23 de febrero de 2016, de 17:30 a 19:00 horas.

Lugar: Centro de Convenciones de Lima (Comercio, San Borja 15021, Lima, Perú).

Organizan: Red Latinoamericana sobre Industrias Extractivas (RLIE), Fundar Centro de Análisis e Investigación, Derecho, Ambiente y Recursos Naturales DAR, Grupo Propuesta Ciudadana, Grupo de Financiamiento Climático para América Latina y el Caribe (GFLAC), Publiquen Lo Que Pagan (PLQP), Instituto para la Gobernanza de los Recursos Naturales (NRGI), Grupo de Trabajo Abierto sobre Recursos Naturales de OGP y Oxfam.
 
Para poder asistir, no dejen de registrase en la Conferencia Global de EITI 
AQUÍ

En virtud de nuestra alianza tenemos dos becas del 100% para el Diplomado en Gobernabilidad del Agua. Se recibirán cartas de motivación de los miembros del GFLAC hasta el 10 de febrero y las mejores dos serán seleccionadas para tomar el diplomado.
Modalidades, plan de estudios, duración y fechas dando click aquí

DIFUSIÓN DEL TRABAJO DE LOS MIEMBROS GFLAC
FORTALECIENDO LA RED

La siguiente sección del Boletín surge de la necesidad de impulsar un medio de difusión de contenido relevante para todas las organizaciones.  La información publicada en esta sección es de responsabilidad exclusiva de quien la emite y no representa necesariamente  la opinión de la Coordinación de GFLAC,  ni la comprometen en forma alguna respecto a su veracidad, vigencia y exactitud. 

INFORMACIÓN Y EDUCACIÓN EN EL ACUERDO DE PARÍS
 

Olimpia Castillo
Comunicación y Educación Ambiental SC
 
En el Acuerdo de París se hace referencia a la importancia de la información y la educación como premisa para participar en la atención del cambio climático.

Estos temas se incluyen en el Preámbulo, donde se señala:

Afirmando la importancia de la educación, la formación, la sensibilización y participación del público, el acceso público a la información y la cooperación a todos los niveles en los asuntos de que trata el presente Acuerdo,

En el inicio del Artículo 11 está considerado lo siguiente

1. El fomento de la capacidad en el marco del presente Acuerdo debería mejorar la capacidad y las competencias de las Partes que son países en desarrollo, en particular de los que tienen menos capacidad, como los países menos adelantados, y los que son particularmente vulnerables a los efectos adversos del cambio climático, como los pequeños Estados insulares en desarrollo, para llevar a cabo una acción eficaz frente al cambio climático, entre otras cosas, para aplicar medidas de adaptación y mitigación, y debería facilitar el desarrollo, la difusión y el despliegue de tecnología, el acceso a financiación para el clima, los aspectos pertinentes de la educación, formación y sensibilización del público.

Si bien el Artículo 12 es solo un párrafo, indica:

Las Partes deberán cooperar en la adopción de las medidas que correspondan para mejorar la educación, la formación, la sensibilización y participación del público y el acceso público a la información sobre el cambio climático, teniendo presente la importancia de estas medidas para mejorar la acción en el marco del presente Acuerdo.

Por último en las propuestas del Presidente para hacer efectivo el Acuerdo se incluyen también dos indicaciones al respecto
83. Exhorta a todas las Partes a que velen por que la educación, formación y sensibilización del público a que se refieren el artículo 6 de la Convención y el artículo 12 del Acuerdo se tengan debidamente en cuenta en sus contribuciones al fomento de la capacidad;  
 
84. Invita a la Conferencia de las Partes en calidad de reunión de las Partes en el Acuerdo de París a que, en su primer período de sesiones, estudie formas de reforzar la formación, sensibilización y participación del público y el acceso público a la información con el fin de mejorar la labor que se realice en el marco del Acuerdo;

Si bien es claro que las acciones de mitigación y adaptación son las que más destacan en el Acuerdo, es interesante destacar que se hacen recomendaciones a los gobiernos para que consideren también el acceso a la información como medida para lograr mejores resultados.

Queda pendiente ahora ver de qué manera en los países se dedican recursos humanos y financieros para dar cumplimiento a estas recomendaciones, pues en la medida que las personas cuenten con información adecuada y comprensible, podrán tomar mejores decisiones que redunden en el mejoramiento ambiental local y global.
 
 
ACCEDE AL TEXTO DANDO CLICK AQUÍ

Posgrado: Derecho y Economía del Cambio Climático 

A partir del 10 febrero y hasta el 4 de marzo, se encontrará abierta la segunda etapa de inscripciones para la Especialización en Derecho y Economía del Cambio Climático, ofrecida por FLACSO Argentina en modalidad webinar y/o presencial. El objetivo de este programa de estudios es dar respuesta a la intensa demanda actual de formación académica sobre la problemática del cambio climático por parte de profesionales y tomadores de decisión de la región, brindando una capacitación interdisciplinaria y de primer nivel.

El plan de estudios está dictado completamente en español y puede ser cursado de forma presencial en la sede de FLACSO en Buenos Aires o por medio de la modalidad webinar, disponible para alumnos extranjeros o del interior del país. Se trata de clases transmitidas “en vivo” a través de internet, lo que permite un fluido intercambio con el docente y demás participantes en tiempo real. 

La Especialización tiene una duración total de 18 meses*, y una carga horaria de 360 horas reloj, más una práctica profesional de 104 horas, que puede realizarse en el mismo lugar de trabajo o en alguna organización vinculada a temas ambientales y cambio climático, y la dedicación semanal se adecuará a las posibilidades de cada alumno.

El cuerpo docente está conformado tanto por profesores e investigadores de FLACSO Argentina, así como también por expertos reconocidos en el área, provenientes de otras instituciones nacionales e internacionales de renombre, vinculadas a la investigación del cambio climático.


 
Ingresa aquí para conocer el cuerpo docente
Cronograma de inscripciones para la cohorte 2016:

Primer llamado (cerrado): del 30 de noviembre hasta el 20 de enero de 2015.

Segundo llamado: del 10 de febrero hasta el 4 de marzo de 2016.

Primer llamado a becas parciales (cerrado):  hasta el 15 de enero de 2016.

Segundo llamado a becas parciales:  hasta el 28 de febrero de 2016.

Días de cursada (ambas modalidades): lunes y jueves de 18 a 21 hs. (hora Argentina, GMT-3). Se agregarán días adicionales para los seminarios optativos y/o materias con profesores extranjeros. **

Lugar de cursada: 

Presencial: Sede de FLACSO Argentina, Ayacucho 555, Ciudad de Buenos Aires.

Webinar: Desde cualquier computadora con acceso a internet banda ancha.

Solicitamos a los interesados dirigirse a cambioclimatico@flacso.org.ar para obtener información adicional sobre aranceles y la convocatoria a becas parciales para la cohorte 2016.
 
* Al completar los primeros 12 meses del programa, se obtiene el título intermedio de Diploma Superior en Derecho y Economía del Cambio Climático (250 horas reloj).
** Excepciones a este cronograma se informarán con la debida antelación.
Derecho y Economía del Cambio Climático

CONSULTA EL BOLETÍN ESPECIAL GFLAC
"COP21"

Boletín Especial Diciembre, 2015 "COP21"
Share
Tweet
Forward
+1
Read Later
Pin