Copy
BOLETÍN GFLAC NOVIEMBRE - 2015
View this email in your browser
Facebook
Twitter
Website
LinkedIn
Google Plus
Taller sobre Monitoreo de Financiamiento Climático en América Latina: Construyendo políticas y  mejores prácticas.

Taller organizado por el Grupo de Financiamiento Climático para Latinoamérica y el Caribe (GFLAC) y el Instituto de Recursos Mundiales (World Resources Institute, WRI)
 
Ciudad de México, 29 y 30 de octubre de 2015
En América Latina y el Caribe el financiamiento climático es, sin duda, un recurso sumamente importante para permitir a los países actuar y alcanzar sus compromisos voluntarios en respuesta al cambio climático. Sin embargo, para hacer frente de manera eficaz a los desafíos climáticos, gobiernos, organizaciones de la sociedad civil e instituciones internacionales deben tener la capacidad de monitorear la asignación y el manejo de los recursos provenientes de fuentes nacionales e internacionales y participar en la toma de decisiones y la supervisión de las políticas y programas en materia de cambio climático. En ese sentido, la transparencia, la rendición de cuentas y la participación multi-actor es necesaria para asegurar el uso eficaz de estos recursos y alcanzar las necesidades de mitigación y adaptación de los países.

Los objetivos del taller fueron los de abordar la importancia de la transparencia, la rendición de cuentas y la participación de actores claves en la construcción de una arquitectura de financiamiento para el clima donde los mecanismos de MRV son un paso importante para asegurar el uso eficaz de estos recursos.

El financiamiento climático que se dirige hacia las actividades de mitigación y adaptación está incrementándose, pero muchos gobiernos y organizaciones de la sociedad civil no tienen las herramientas y recursos para evaluar efectivamente la cantidad de financiamiento internacional que está llegando a su país y realizar un seguimiento de este tipo de financiamiento a nivel nacional y sub-nacional. 
Objetivos concretos:
  1. Analizar las metodologías de monitoreo más importantes a nivel internacional y conocer a mayor detalle sus características y herramientas de uso.
  2. Compartir los hallazgos de las investigaciones realizadas a nivel nacional en países de América Latina sobre el monitoreo de financiamiento climático internacional, incluyendo el análisis de un par de casos aplicados en África y Asia.
  3. Discutir formas para (1) mejorar los métodos de monitoreo de los flujos de financiamiento climático; y (2) mejorar la transparencia y la rendición de cuentas del financiamiento climático mediante la participación de los actores clave interesados.
  4. Discutir estrategias de incidencia en los niveles sub-nacional, nacional, regional e internacional en material de seguimiento al financiamiento climático, brindando insumos para el trabajo del Comité Permanente de financiamiento.
  5. Discutir la importancia de evaluar la eficacia del financiamiento climático y sus desafíos.
CONSULTA LOS RESULTADOS DEL TALLER EN EL SIGUIENTE ENLACE
La importancia de la medición, reporte y verifcación del fnanciamiento climático en América Latina
VIDEO GFLAC - TALLER SOBRE MONITOREO DE FINANCIAMIENTO CLIMÁTICO
11ª reunión de la Junta Directiva del Fondo Verde del Clima

2 al 5 de noviembre en Livingstone, Zambia. 
FUENTE: UNFCCC
La Junta Directiva del Fondo Verde para el Clima ha aprobado financiar con 168 millones de dólares proyectos y programas de un valor total de 624 millones de dólares. Esta decisión marca el final de la fase de lanzamiento del Fondo que comienza así a hacer fluir el financiamiento climático para los países en vías de desarrollo. Estas actividades apoyadas por la Junta Directiva generarán hasta 1.300 millones de inversión en los próximos cinco años.

La Junta, reunida en Zambia esta semana, ha aprobado una primera serie de proyectos que cubren medidas de mitigación y de adaptación. Tres de los proyectos están localizados en África, otros tres en Asia-Pacífico y dos en América Latina. Las entidades asociadas en estos proyectos incluyen organismos nacionales, regionales e internacionales acreditados por el Fondo tanto en el sector público como privado.
Los ocho proyectos aprobados, las respectivas entidades asociadas y las cantidades financiadas son:
  1. Fomento de la resilencia de zonas húmedas en la provincia de Datem del Marañón en Perú, con Profananpe (6,2 millones de dólares de financiacióndel Fondo Verde para el Clima).
  2. Aumentar el uso de sistemas modernizados de información climática y alerta temprana en Malawi, con el PNUMA (12,3 millones de dólares de financiación del Fondo Verde para el ClimaFondo).
  3. Incrementar la resiliencia de ecosistemas y comunidades a través de la restauración de las bases productivas de tierras salinizadas en Senegal, con CSE (7,6 millones de dólares de financiación del Fondo Verde para el Clima).
  4. Generalizar las infraestructuras resilientes al clima en Bangladesh, con KfW (40 millones de dólares de financiación del Fondo Verde para el Clima).
  5. Fondo KawiSafi Ventures en África del Este, con Acumen (25 millones de dólares de financiación del Fondo Verde para el Clima).
  6. Bono verde de Eficiencia Energética en América Latina y el Caribe, con el BID (asignados 217 millones de dólares de financiación del Fondo Verde para el Clima).
  7. Apoyo a las comunidades vulnerables a gestionar la escasez de agua causada por el cambio climático en las Maldivas, con el PNUD (23,6 millones de dólares de financiación del Fondo Verde para el Clima).
  8. Suministro de agua y gestión de aguas residuales en ciudades en Fiji, con el BAdD (31 millones de dólares de financiación del Fondo Verde para el Clima).
La Junta Directiva también acordó adjudicar 195 millones de dólares a las fases futuras del programa de Bono Verde de la Eficiencia Energética en América Latina y el Caribe, que movilizará otros 630 millones de inversiones privadas.

Con estas decisiones el Fondo Verde para el Clima ha completado el último punto de un ambicioso programa de trabajo dirigido por la Junta Directiva. Con estas decisiones, el Fondo pasa a ser completamente operativo antes de la conferencia de la CMNUCC sobre cambio climático en París.
Ve al sitio oficial del FVC
Aumenta el impulso al financiamiento del cambio climático
Fuente OECD
En 2014, las fuentes de financiación pública y privada que los países desarrollados movilizaron en el marco de la lucha contra el cambio climático en los países en desarrollo alcanzó la cifra de 62.000 millones de dólares, frente a los 52.000 millones de 2013; con ello, en el bienio 2013-14 se ha alcanzado un promedio anual de 57.000 millones de dólares, de acuerdo con un nuevo estudio realizado por la OCDE en colaboración con la Iniciativa de Política Climática (CPI).
“Nuestras estimaciones nos animan a ser optimistas en cuanto a los avances logrados. Se calcula que la financiación conseguida por los países desarrollados en 2014 ha alcanzado una cifra total anual de 62.000 millones de dólares. Estamos aproximadamente a mitad de camino en el tiempo que nos hemos marcado, mientras que en términos de la financiación lograda, hemos superado ya esa primera mitad; no obstante, está claro que aún queda bastante por hacer”

Ángel Gurría
Secretario General de la OCDE
Ve al artículo de la OECD
REPORTE COMPLETO EN PDF

“Climate Finance in 2013-14 and the USD 100 billion goal”
A report by the OECD in collaboration with Climate Policy Initiative 
Finanzas del clima en Colombia 2015:
¿Cómo construir una estrategia nacional de financiamiento climático?

Por Vania Montalvo
Transparencia Mexicana y Equipo Técnico - GFLAC
El 13 de noviembre tuvo lugar en la ciudad de Bogotá, Colombia, el evento “Finanzas del Clima, Colombia 2015”, organizado por el Comité de Gestión Financiera del Sistema Nacional de Cambio Climático (SISCLIMA). El evento tuvo como objetivo socializar los avances que el país ha logrado  en materia de financiamiento climático; identificar los retos y oportunidades que tiene en la materia, así como, a partir de la discusión entre los actores presentes, contar con los insumos para la planificación financiera del país que le permitan atender los impactos ocasionados por el cambio climático.
 
Con un análisis sobre los esfuerzos e iniciativas que se están realizado actualmente dentro del sector público, financiero y empresarial, el foro Finanzas del Clima, Colombia 2015 brindó un panorama comprehensivo y ambicioso de lo que el país ha impulsado hasta la fecha; así como permitió identificar algunos de los mecanismos e instrumentos que son necesarios catalizar para contar con una arquitectura sólida del financiamiento climático en el país.
 
Durante el evento, representantes del Departamento Nacional de Planeación informaron que para Colombia, los efectos del cambio climático han significado costos muy representativos. Los impactos en el país por el efecto de La Niña hicieron evidente el cambio climático en Colombia y representaron pérdidas correspondientes al 2% del PIB en 2010.
 
En el mismo sentido, actualmente Colombia afronta el fenómeno de El Niño, estimado como el cuarto evento climático más intenso de los últimos 60 años. Si bien en el país aún no se cuenta con cifras precisas sobre las consecuencias financieras que esto implica para  la economía del país, se hace evidente la necesidad de replantear cómo serán financiadas y atendidas las necesidades que el cambio climático representa.
 
Y discutir cómo enfrentar los impactos que este fenómeno genera en un país debe venir ligado de una revisión y análisis de los recursos disponibles para poder atender estas necesidades. Por ello, durante el evento de Finanzas del Clima Colombia 2015, también fueron presentados datos relevantes sobre cuál es hasta ahora el volumen de financiamiento identificado de recursos públicos e internacionales que se han destinado a acciones de mitigación, adaptación y otras acciones transversales que contribuyen a atender los efectos del cambio climático.
El Diagnóstico de necesidades y oferta de recursos para iniciativas frente al cambio climático en Colombia, realizado por Econometría en coordinación con la Alianza Clima y Desarrollo (CDKN, por sus siglas en inglés) logró identificar al sistematizar proyectos, programas, y rubros relacionados con acciones estatales con efectos sobre la mitigación y/o adaptación al cambio climático, una ejecución de recursos entre 1.4 y 2.1 billones de pesos colombianos anuales entre los años 2011 y 2013. De estos recursos públicos identificados, destacó que una de las contribuciones más significativas es la que realizan las municipalidades, pues aportan alrededor del 45% de la inversión pública destinada a la atención del cambio climático.

De acuerdo con el estudio, del financiamiento para cambio climático identificado, los sectores con mayores inversiones públicas en el período 2011-2013 fueron:
 
  1. Sector Medio Ambiente y desarrollo sostenible (65.7%).
  2. Gestión del riesgo con el (29.5%)
  3. Agricultura, minas y energía representan en conjunto alrededor del 5%
 
Además de estos datos sobre los recursos destinados para cambio climático, los representantes de diferentes dependencias como el Ministerio de Hacienda y Crédito Público y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible hicieron énfasis en que es necesario comprender que cuando se habla de cambio climático, no se está hablando de un tema relacionado únicamente con el sector medio ambiente, sino que se trata de un asunto transversal que se debe reflejar en la planeación de la política pública del país y el involucramiento de nuevos actores.
 
Por esta razón, Colombia muestra un claro interés y esfuerzo por construir una estrategia nacional de financiamiento climático que permita, entre otras cosas, involucrar y promover la participación de diferentes actores como lo son el sector privado y financiero donde existen diversas oportunidades de apalancamiento de recursos, así como de implementación de nuevos e proyectos y acciones que permitan al país enfrentar de una forma más eficiente y sustentable al cambio climático.
 
En el mismo sentido, en este proceso de construcción de una estrategia nacional de financiamiento climático, existen otros factores que deben ser considerados para una implementación apropiada de una estrategia de financiamiento en esta materia. Estos factores tienen que ver con la presencia de mecanismos de transparencia y rendición de cuentas que permitan conocer cuál es la participación y comportamiento de los diferentes actores y recursos que forman parte de esta estrategia. Por su parte, de igual relevancia son, y como fue mencionado también durante el evento, los mecanismos de verificación independiente que permitan asegurar que las participaciones reportadas y registradas están desarrollándose conforme a los acuerdos logrados a nivel nacional; y con el propósito de lograr el impacto positivo para el que fue destinado el recurso. Por ello la construcción de mecanismos de Medición, Reporte y Verificación (MRV) son clave para asegurar el uso eficaz de estos recursos y para contar con información que permita orientar las políticas hacia una mejor implementación.
 
De estos dos factores clave, como se discutió en el evento, Colombia está dando pasos sólidos en la materia pues el país se encuentra actualmente impulsando iniciativas que permitirán identificar los diferentes sistemas que existen en el país y que contribuirán en la construcción de un sistema de MRV del financiamiento climático; así como para emisiones y reducciones; entre otros esfuerzos que ya están en marcha.
 
El evento Finanzas del Clima Colombia 2015 hizo posible conocer los pasos que el país está dando para optimizar, eficientar e incrementar los recursos, tanto públicos como internacionales, para atender el cambio climático; así como permitió hacer escuchar las voces de los actores involucrados para contar con insumos suficientes para construir una agenda de trabajo sólida en la materia.
 
Con un enfoque integral de cómo el cambio climático debe ser analizado y discutido desde diferentes perspectivas, el evento Finanzas del Clima, Colombia 2015 contó con dos actos artísticos donde la Fundación de la Orquesta Filarmónica de Bogotá hizo la apertura al evento con una recreación de la obra Las Cuatro Estaciones de Vivaldi; mientras que durante la clausura tuvo lugar la premiación de un concurso nacional titulado CambiARTE donde se entregaron recursos para la ejecución de proyectos artísticos que sensibilizaran a la población de diferentes regiones del país, sobre los impactos y acciones cotidianas con las que se puede hacer frente a este fenómeno.
Recreación de la obra Las Cuatro Estaciones de Vivaldi durante la inauguración del evento Finanzas del Clima Colombia 2015.
Una COP por la Paz: el costo de la guerra, del terrorismo y del cambio climático
 
Por Sandra Guzmán
Coordinadora General del GFLAC
Artículo Publicado por NIVELA
Tras los atentados terroristas del pasado 13 de noviembre en la ciudad de París mucho se habla de lo riesgoso que el escenario de la Conferencia de las Partes de cambio climático (COP21) podría ser como un potencial "target" político debido al número de Jefes de Estado que ahí se darán cita. La cancelación o postergación eran opciones, sin embargo, el gobierno francés señaló que el evento seguirá y que se reforzará la seguridad para garantizar que el evento mantenga su curso. No obstante lo anterior, el gobierno francés tomó la decisión de enfocar el encuentro sólo en las negociaciones y cancelar movimientos de expresión como las marchas que se tenían contempladas los días 29 de noviembre y 12 de diciembre.

En este sentido y aunque los movimientos y redes están en búsqueda de un "Plan B" para movilizarse y hacer llegar sus mensajes, nos encontramos ante un escenario que realza la compleja situación en la que se encuentra la comunidad internacional. No es sólo el hecho de que la sociedad civil tendrá mayores niveles de seguridad y que los eventos paralelos fuera de la sede serán cancelados, lo que nos podría recordar lo ocurrido en la COP15 en Copenhague cuando por razones de "seguridad" la sociedad civil quedó fuera de las negociaciones la segunda semana. También está el temor de que los Jefes de Estado que han confirmado su asistencia a la COP cancelen su participación de último minuto por las mismas razones de seguridad, poniendo en riesgo el momentum político para alcanzar un acuerdo climático global, o que por las mismas razones de seguridad la sesión se haga sin observadores (como seguramente será el caso).

Sí, como sociedad civil esos escenarios nos preocupan, sin embargo, hay otros elementos que deberían también llamar nuestra atención. Estamos ante un momento crítico para el mundo. Mientras que algunos hablan de la llegada de una Tercera Guerra Mundial, otros hablan de un "Nuevo Orden". Lo cierto es que las fuerzas que se alinean no necesariamente mandan un mensaje positivo al mundo.
ARTÍCULO COMPLETO EN ESPAÑOL
ARTÍCULO COMPLETO EN INGLÉS
Bolivia se plantea compromisos para la COP 21 con bajo presupuesto para el cambio climático
Con miras a la próxima Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático (COP21), Bolivia se plantea compromisos de país para contribuir a la lucha contra el cambio climático, pero aproximadamente sólo 1% de los recursos del Presupuesto General de 2014 y 2015 están destinados a ese fin.

Del 30 de noviembre al 11 de diciembre el mundo tomará una gran decisión en la COP 21, en París. se espera adoptar un nuevo acuerdo después de la segunda fase del Protocolo de Kioto, que deberá entrar en vigencia a partir de 2020.


Compromisos de los países
Debido a que ha resultado difícil concordar los intereses y posiciones de las distintas partes en el marco de las anteriores conferencias en los últimos años, se ha pedido a los países participantes, de forma previa a la COP 21, indicar cómo encararán el cambio climático.

A través de las Contribuciones Previstas y Determinadas a Nivel Nacional (INDC, por sus siglas en inglés) cada país debe plantear una serie de medidas que busquen evitar que el incremento de la temperatura a nivel mundial supere los 2°C para el año 2030.
Ve al artículo completo
Actores no estatales y arquitectura de financiamiento, claves para el acuerdo en París
 
Por Pablo Baños
Fundación AVINA
El miércoles 18 de noviembre se llevó a cabo el webinar ¿Qué rol tienen los actores no estatales camino a la ‪#COP21? organizado por Fundación Avina y el Grupo de Financiamiento para América Latina y el Caribe (GFLAC), con el objetivo de generar un espacio de debate sobre el rol de actores no estatales en la gobernanza climática global e implementación de acciones climáticas.
 
Durante su presentación, Ramiro Fernández, Director de Cambio Climático para América Latina de Fundación Avina y asesor de la Presidencia de la COP 20 en la agenda de Acción Climática,  destacó los elementos básicos para un acuerdo en la COP21: meta global de largo plazo, mecanismo para acelerar la ambición, adaptación - pérdidas y daños, cumplimiento de meta de USD 100 billones anuales, y Acción Pre 2020.
 
“El acuerdo climático es uno de los pilares imprescindibles y necesarios para llegar construir un futuro resiliente y bajo en emisiones. Debe ir complementado con compromisos globales, políticas y acciones nacionales, políticas y acciones locales y sectoriales”, aseguró Fernández.
 
Fernández agregó que “155 estados, que representan el 90% de las emisiones globales, presentaron contribuciones nacionales (INDC) a la Convención del Cambio Climático, aunque se requerirá aumentar la ambición en el corto plazo, estas contribuciones son un avance importante en la transición global para mantenernos bajo el compromiso de los 2°”.
 
Durante el webinar, el representante de Fundación Avina también se refirió a la Lima Paris Action Agenda, acuerdo que busca acelerar la acción climática en la ruta hacia París, y enfatizó que  “se están registrando los compromisos en el portal de Nazca, donde a noviembre sumaban 8500 compromisos de empresas, ciudades, y regiones de América Latina”.
 
Los compromisos serán presentados en días temáticos durante la COP21:  acción climática de bosques y agricultura, de resiliencia, de energía, de transporte, de ciudades sustentables, de innovación, entre otros. El 5 de diciembre se llevará a cabo el Climate Action Day.
 
Entre las acciones climáticas que se están desarrollando, Fernández destacó la Declaración de Bosques de Nueva York,  en la que 170 actores, entre estados nacionales, subnacionales, empresas, pueblos indígenas y sociedad civil, buscan reducir al 50% la deforestación al 2020 y a cero al 2030. También el Compromiso de Energías Renovables 100, donde un conjunto de empresas se compromete a que el 100% de la energía que consumen sea de fuentes renovables al 2020 o 2025.
“Estos compromisos reconocen el liderazgo y compromisos de actores imprescindibles para cumplir con el desafío del cambio climático, además genera condiciones favorables para que los estados se puedan comprometer  bajo la Convención a asumir contribuciones más ambiciosas, porque cuentan con el apoyo político e institucional de diferentes sectores en sus respectivos países, demostrándoles que sí están comprometiéndose a avanzar en esa dirección, y finalmente, estos compromisos permiten complementar los esfuerzos que ya están haciendo los Estados para construir ese futuro resiliente y bajo en emisiones”

Ramiro Fernández
Director de Cambio Climático para América Latina de Fundación Avina
Por su parte, Sandra Guzmán, Coordinadora del Grupo de Financiamiento para Latinoamérica y el Caribe (GFLAC), comenzó su participación preguntando
¿cómo vamos a lograr la implementación de un acuerdo global si no tenemos los elementos a nivel nacional?
 
“A nivel de negociación, la toma de decisiones la tienen los estados nacionales, son los países, sus representaciones, los que deciden cuáles van a ser las acciones que se van a poner en marcha, y un acuerdo global exitoso es aquel que se puede implementar a nivel nacional y es ahí en donde los diversos actores no estatales, como los define la Convención, tienen su peso en la puesta en marcha de este tipo de acuerdos”, aseguró Guzmán, quien agregó que “sabemos que los acuerdos internacionales, o INDC, contribuciones nacionalmente determinadas, son formulaciones que se hacen desde los estados nacionales, que no cuantifican en la mayoría de los casos las acciones que se hacen a nivel subnacional. Esto significa que hay todavía una gran oportunidad de sumar y aumentar la ambición, si logramos incluir la puesta en marcha de gobiernos subnacionales, y otros actores que estén trabajando en la puesta en marcha de acciones relacionadas tanto con la mitigación como con la adaptación al cambio climático”.
 
En su presentación, la coordinadora de GFLAC mostró que el cambio climático es un problema transversal e integral, que atraviesa todos los ámbitos (económico, político, cultural, social y ambiental), todos los sectores (energía, transporte, residuos, agricultura, agua y bosques), todos los actores (organismos internacionales, gobiernos nacionales, gobiernos locales, comunidades y sociedad civil), y todos los enfoques (género, derechos humanos, desarrollo sustentable).
“El financiamiento es uno de los temas modulares de la negociación del cambio climático, y esto se debe a que es uno de los denominados medios de implementación, que son de carácter transversal. El financiamiento no se puede ver como un sector aparte de las acciones de mitigación y adaptación. Es necesario verlo de manera transversal porque de él dependen las acciones que se lleven a cabo en materia de mitigación, adaptación, REDD, y muy vinculado a lo que se ha denominado pérdidas y daños. El financiamiento, como la transferencia de tecnología, la creación capacidades, son los elementos transversales que se ven en las discusiones de cambio climático a nivel internacional, y son fundamentales para entender el actual rol de los actores no estatales a nivel nacional”

Sandra Guzmán
Coordinadora General del GFLAC
El Fondo Verde del Clima Aprueba sus Primeros Programas y Proyectos a Financiar
¿Qué propuestas de proyectos y programas fueron aprobadas? ¿Qué aportes se hicieron al Marco de Monitoreo y Rendición de Cuentas? ¿Qué se espera del plan estratégico del Fondo? En este seminario virtual, representantes de gobierno, del Secretariado del Fondo Verde del Clima, de entidades acreditadas y de la sociedad civil respondieron a ésas y otras preguntas. También hicieron un análisis puntual sobre las decisiones adoptadas por la Junta Directiva del Fondo. 
Accede al reporte elaborado por la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente
ESTADÍSTICAS DEL CAD: AYUDA OFICIAL AL DESARROLLO Y EL CAMBIO CLIMÁTICO
Martes 10 de noviembre de 2015
Fuente: LEDS LAC
El Comité́ de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) es un foro internacional que reúne a los mayores donantes de finanzas para el desarrollo, y realiza el seguimiento de las finanzas externas para el desarrollo. Entre otros, da seguimiento a los compromisos de los donantes a actividades de las convenciones de Rio (cambio climático, biodiversidad y desertificación), a través del Sistema de Información Crediticia (Creditor Reporting System o CRS por sus siglas en ingles) y el sistema de los "marcadores de Río". Los donantes tienen que indicar para cada actividad al desarrollo que vayan a contabilizar como Ayuda Oficial al Desarrollo, a través de la OCDE, si esta actividad tiene el medio ambiente como objetivo principal o no.

Dentro del trabajo del CAD, se encuentran el WP-STAT (grupo de trabajo estadístico) proporciona datos públicos y fidedignos sobre las finanzas oficiales al desarrollo y el ENVIRONET (red para el medio ambiente y la cooperación al desarrollo), que promueve y facilita la integración de temas ambientales y climáticos en la cooperación al desarrollo, que colaboran en mejorar la comprensión y el acceso a estos datos.

El objetivo del webinar fue explicar el funcionamiento del sistema estadístico del CAD, específicamente en las estadísticas de financiamiento al desarrollo relacionado con el clima: cómo los datos se recopilan y se reportan, el tipo de información disponible y el progreso alcanzado en mejorar la calidad y cobertura de los datos. Adicionalmente, se presentararon aplicaciones prácticas de los datos en relación a mejora de la transparencia, herramientas para el dialogo entre los países donantes y receptores.
Accede al webinar completo
Más allá del acuerdo de París: ¿Qué debemos hacer de aquí al 2020?
Por Camila Bustos
Fuente: NIVELA
Aunque el acuerdo de París será una guía para la decarbonizacion de las economías del mundo, nuestros países deben actuar desde ya para facilitar la implementación de sus planes de cambio climático. Nivela, CO2.CR y El Árbol realizaron un encuentro virtual el 30 de octubre para discutir las acciones que deben tomar los países en América Latina de aquí al 2020.

El encuentro virtual reunió a representantes de 6 países de América Latina (Colombia, Brasil, México, Costa Rica, Chile y Perú). Los panelistas discutieron el balance del proceso de participación ciudadana en su país, recomendaciones para fortalecer el proceso pre 2020, los sectores en los cuales la acción pre 2020 es crítica, y narrativas claves para movilizar a la ciudadanía. 
Accede al webinar completo
CALENDARIO DE EVENTOS
Share
Tweet
Forward
+1
Read Later
Pin