Copy
Boletín especial financiamiento climático en LAC
GFLAC
View this email in your browser
¿QUÉ ES EL FINANCIAMIENTO CLIMÁTICO? 
De acuerdo con Joseluis Samaniego y Heloísa Schneider, el financiamiento climático se refiere: 
“... a los recursos financieros dedicados a la lucha contra el cambio climático a nivel mundial o más restrictivamente, para los flujos financieros hacia los países en desarrollo, para ayudarlos a enfrentar el cambio climático” [1]
 
[1] Samaniego  Joseluis y Schneider Heloísa “Financiamiento para cambio climático en América Latina en 2013” Comisión Económica para América Latina y el caribe (CEPAL), 2015
En 2013, el Grupo de Expertos de Finanzas de Largo Plazo (Experts on Long-term Finance) de la UNFCCC, definió las finanzas climáticas como: 
“La movilización de US$100 mil millones anuales hasta el año 2020 para mitigación y adaptación al cambio climático en países en desarrollo, a través de fuentes públicas y privadas, multilaterales y bilaterales, y otras  fuentes alternativas”
De acuerdo con el Comité Permanente de Financiamiento de la UNFCCC, el financiamiento climático tiene como objetivo reducir las emisiones, y mejorar los sumideros de gases de efecto invernadero y tiene por objeto reducir la vulnerabilidad, y mantener y aumentar la resiliencia de sistemas humanos y ecológicos a los impactos negativos del cambio climático.
Página oficial de Comité Permanente de Financiamiento
Para profundizar acerca del tema, accede a la presentación elaborada por el GFLAC
FINANCIAMIENTO PARA CAMBIO CLIMÁTICO: TENDENCIAS Y PERSPECTIVAS
Para adaptarse a un mundo con una temperatura 2°C más alta, los países en desarrollo necesitarán entre US$75 000 millones y US$100 000 millones anuales durante los próximos 40 años,  a fin de generar capacidad de adaptación ante esos cambios. Se espera que los costos de mitigación oscilen entre US$140 000 millones y US$175 000 millones al año para 2030.  Según la Agencia Internacional de la Energía, el mundo debe disponer de US$1 billón por año entre 2012 y 2050 para financiar la transición hacia un desarrollo con bajos niveles de emisiones.
  
La urgencia a nivel mundial por enfrentar, y a su vez detener en lo posible el cambio climático, han hecho que el tema del financiamiento climático, elemento clave en el proceso,  sea abordado de la forma más expedita posible, no obstante lo incipiente de su aparición.

De acuerdo con el estudio de Samaniego y Schneider citado con anterioridad, los canales e instrumentos financieros relacionados al cambio climático pueden agruparse en tres grandes grupos: los que operan en el
Marco de la Convención de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático y el Protocolo de Kioto, los que son implementados por otros organismos internacionales y los que operan de manera externa o indirecta a los esfuerzos de protección climática, como el comercio, la inversión privada y la inversión extranjera directa. 
10 PUNTOS MÍNIMOS QUE DEBEN SER CONSIDERADOS PARA LA MEJOR OPERACIÓN DE LA ARQUITECTURA FINANCIERA SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO BAJO LA CMNUCC Y CUYOS ELEMENTOS DEBEN SER INTEGRADOS DENTRO DEL ACUERDO A FIRMARSE EN DICIEMBRE DE 2015 EN LA COP21, EN PARÍS.
10 aspectos sobre financiamiento que no deben faltar en el Acuerdo Climático de París - Por Sandra Guzmán
El Grupo de Financiamiento Climático para América Latina y el Caribe (GFLAC) busca promover la transparencia, la rendición de cuentas, la participación social y la inclusión de criterios de derechos humanos, igualdad de género y sustentabilidad dentro de la arquitectura financiera para la lucha contra el cambio climático. El Grupo nace en respuesta y reconocimiento de dos grandes necesidades en América Latina: elevar los estándares de transparencia y rendición de cuentas en el financiamiento internacional destinado al cambio climático, y por otra parte, la necesidad de fortalecer y promover la transparencia presupuestaria nacional que permitan  traducir en acciones los compromisos que los diversos países de nuestra región han adquirido para hacer frente al problema, de acuerdo al principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas.
Con miras a alcanzar estos objetivos, el GFLAC diseñó, implementó y está en proceso de refinamiento de una metodología de análisis y evaluación de los flujos financieros internacionales y presupuestos nacionales destinados a cambio climático, lo que permitió identificar cómo y dónde se están distribuyendo estos recursos en diversos países latinoamericanos. Para ello trabajó durante 2014 con diversas organizaciones expertas en  distintas  ramas asociadas a las finanzas públicas, financiamiento internacional, transparencia presupuestaria y enfoques transversales de derechos humanos y sustentabilidad. 
Desde el inicio de la primera fase del proyecto, la intención del GFLAC fue la de presentar los resultados de estas primeras investigaciones en un evento paralelo en el marco de la COP20, por lo que se dio a la tarea de co-organizar el Día Latinoamericano de Financiamiento Climático, el cual se llevó a cabo exitosamente el 6 de Diciembre de 2014 , en colaboración con la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA)Climate InteractiveCarbon Tracker InitiativeE3G,World Resources Institute (WRI)
Con el apoyo de 
Zennström PhilanthropiesFundación AVINA y la Climate Works Foundation.
El objetivo del Día Latinoamericano de Financiamiento Climático fue el de convocar a actores de diferentes sectores para promover un diálogo en materia de financiamiento climático en la región, generando sinergias entre investigadores, tomadores de decisiones, sociedad civil y representantes del sector privado y financiero con el fin de discutir las experiencias y necesidades en materia de financiamiento climático que son de relevancia para los países de la región.
En este día dedicado exclusivamente a las finanzas del clima, se celebraron 6 sesiones que trataron los siguientes temas: El significado del cambio transformativo del Fondo Verde del Clima; la construcción e implementación de estrategias nacionales para el financiamiento climático; la relevancia del apalancamiento de capital privado para el financiamiento climático; la transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana en la arquitectura financiera; la participación de inversionistas en la innovación tecnológica para combatir el cambio climático y propuestas de herramientas financieras y de políticas públicas para promover cambios en las inversiones de capital. 
*Foto obtenida del portal de AIDA
A la sesión de apertura asistieron: Gabriel Quijandría, Vice Ministro de Ambiente de Perú y Co-Chair del Fondo Verde del Clima en representación del Ministro Manuel Pulgar Vidal;  Marcelo Mena, Viceministro del Ministerio de Ambiente de Chile; Naoko Ishii, CEO del Global Environmental Facility y Andrew Steer, CEO del World Resources Institute.  
En la sesión inaugural, los diversos panelistas acordaron que la conformación de una arquitectura financiera para combatir el cambio climático es necesario y más aún, alcanzar una mayor certidumbre en los flujos de recursos, así como mejorar la operación de mecanismos existentes, además de que celebraron las contribuciones que diversos países han hecho para la capitalización inicial del Fondo Verde del Clima, que ya cuenta con 10.2 miles de millones de dólares.
La presencia de estos actores dejó claro que el financiamiento climático es pieza clave para la región y que los países deberán asumir los retos buscando hacer trasformaciones también de tipo nacional, en miras a generar mayores sinergias entre el financiamiento internacional y los esquemas de finanzas públicas nacionales.


A continuación se enmarcan los elementos más importantes de las diversas sesiones que tuvieron lugar dentro de dicho evento.

MESA 1

Fondo Verde para el Clima y las oportunidades para un cambio transformativo en América Latina y el Caribe.  
Sandra Guzmán, Coordinadora general del GFLAC, moderó la sesión 1, mesa en la que se debatió el tema del Fondo Verde para el Clima y las oportunidades para un cambio transformativo en América Latina y el Caribe. 

La gran riqueza de la mesa fue la diversidad de actores que estuvieron presentes, pues cada uno representaba a un sector diferente, desde el sector gubernamental, el sector privado, la sociedad civil hasta la propia representante del Fondo Verde. Esto permitió tener una idea de la importancia y de las expectativas que el Fondo ha traído  para la región y de la importancia de trabajar de manera armónica para garantizar que su operación alcance un verdadero cambio transformativo en los países en donde asigne recursos.

MESA 2

Enfoques estratégicos a nivel nacional sobre financiamiento climático
Objetivo: Compartir experiencias de diversos actores y países sobre la construcción y elaboración de estrategias nacionales de financiación para alcanzar la transición hacia un desarrollo bajo en emisiones y resiliente al clima,  incluyendo los potenciales retos y beneficios tanto en el contexto nacional como en el internacional.
 
Descripción: Un grupo de expertos de países como Colombia, Chile y Perú discutiendo sobre los mecanismos y estrategias para crear entornos favorables para un uso estratégico de la financiación climática en el corto, mediano y largo plazo.

Moderadora: Amal-Lee Amin: Directora Asociada de E3G

Intervenciones:
  • Marcelo Mena: Vice Ministro de Ambiente de Chile
  • Erica Niño:  Departamento de Desarrollo y Ambiente del Departamento de Planeación de Colombia
  • María Paz Cigarán: Directora de Libélula, Perú.
  • Rodrigo Violic: Banco BICE
 
Aspectos claves de los panelistas:
 
Es importante tener arreglos institucionales y de mejorar la coordinación entre los diversos ministerios, en particular entre el Ministerio de Finanzas y el de Planeación.
 
• El papel del gobierno es central para la creación de ambientes propicios para escalar la inversión y en particular en proyectos sectoriales
 
•  Existen dificultades para integrar los objetivos climáticos en el presupuesto nacional

 
Principales conclusiones:
 
En Chile Bachelet está proporcionando un fuerte liderazgo para conducir la agenda climática hacia delante y esto en colaboración entre los Ministerios de Hacienda y de Medio Ambiente y el impuesto al carbono de Chile es un ejemplo de ello.
 
En Colombia el Comité de finanzas SISCLIMA reúne a un grupo de actores de diferentes ministerios con la participación del sector financiero mismo que ahora actúa bajo decreto presidencial. El DNP ha establecido recientemente objetivos de cambio climático intersectoriales para diferentes Ministerios en Colombia. El Protocolo Verde en Colombia, formado por los bancos públicos y comerciales ha sido fundamental para la participación del sector bancario con el Gobierno. El apoyo de Bancos Multilaterales de Desarrollo también ha sido muy importante para las acciones del gobierno. Mientras que los instrumentos de mitigación de riesgos y el desarrollo de capacidades han sido muy valiosos para avanzar en la agenda de las finanzas climáticas.
 
Es fundamental el compromiso del sector financiero para afrontar los retos que se enfrentan por el cambio climático. El Fondo Verde del Clima y el rol del sector privado podrían proporcionar instrumentos para desbloquear estas barreras y movilizar más financiamiento climático. Otras estructuras innovadoras financieras podrían surgir como bonos verdes en préstamos de infraestructura.
Una mejor coordinación entre el Gobierno y el sector financiero para crear estrategias políticas de financiamiento climático es fundamental.

MESA 3

Movilizando Capital Privado: una Conversación con Bancos Privados y de Desarrollo en el Día Latinoamericano de Financiamiento Climático

Moderador: Aman Srivastava, World Resources Institute
 
Panelistas:
  • Maria Netto, Banco Interamericano de Desarrollo
  • Úrsula Sola de Hinestrosa, Findeter
  • Beatriz Ocampo, Bancolombia
  • Carlos Abel Paredes Salazar, COFIDE
 
El World Resources Institute organizó el panel de discusión enfocado en las estrategias para movilizar capital privado en el Día Latinoamericano de Financiamiento Climático. Bancos participantes presentaron ejemplos de proyectos y transacciones relevantes en materia de financiamiento climático para comunicar a otras instituciones financieras, intermediarios financieros y tomadores de decisiones públicas las medidas y estrategias que han incrementado exitosamente la inversión privada. El panel incluyó reconocidos bancos nacionales y regionales de desarrollo, así como la banca privada, con experiencia en el desarrollo de portafolios verdes e integración del cambio climático a estrategias de negocios y operaciones bancarias.

Los panelistas de bancos de desarrollo presentaron
ejemplos en los que se han abordado de manera eficiente las barrares financieras y no financieras que enfrenta el sector privado con el financiamiento climático. Adicionalmente, se discutieron portafolios diversificados de productos incluyendo las líneas de crédito verdes. En particular, COFIDE, el banco nacional de desarrollo del Perú, compartió su programa para convertir vehículos de gasolina a gas natural en Lima. El programa ofrece líneas de crédito al sector privado (usuarios de carros particulares) y al sector público para apoyar la conversión a gas natural de “El Metropolitano”, el sistema BRT (Bus Rapid Transit) de Lima. COFIDE redujo el riesgo de default  de los particulares exigiéndoles pagos parciales del crédito al llenar el tanque en las estaciones de servicio. A largo plazo, el diseño de las líneas de crédito verdes de COFIDE movilizaron inversión privada y generaron ganancias a lo largo de la cadena de  suministro. El mercado de gas natural para transporte público y privado en Lima maduró y no requiere apoyo adicional de COFIDE en la actualidad; las líneas de crédito para gas natural van a ser expandidas a otras ciudades del Perú.

Además, los panelistas se refirieron a la cooperación entre bancos para ayudar a replicar modelos exitosos, incluyendo la asistencia técnica para desarrollar portafolios de proyectos que incrementen la inversión en desarrollo bajo en carbono.  El Banco Interamericano de Desarrollo colaboró con Bancolombia, el mayor banco comercial de Colombia, para desarrollar las capacidades de la banca privada en materia de eficiencia energética. La colaboración resultó en un proceso de certificación de la tecnología y un modelo de contrato con condiciones de préstamos y distribución de riesgos que crearon confianza entre los actores privados para invertir en eficiencia energética.

Bancolombia y FINDETER, un banco de desarrollo de Colombia, indicaron las buenas prácticas para integrar el cambio climático en las estrategias de negocios e inversiones, incluyendo medidas para mitigar riesgos y maximizar oportunidades. Los panelistas de estas instituciones financieras comentaron sobre el
Protocolo Verde, un acuerdo entre el gobierno nacional y bancos públicos y privados que aspira a alinear las estrategias bancarias con políticas nacionales ambientales, incluyendo las políticas de cambio climático. Como miembros del acuerdo, Bancolombia y FINDETER han organizado talleres para comunicar los vínculos entre riesgos ambientales y financieros, así como las buenas prácticas para mitigarlos. Este tipo de diálogo entre bancos y sector público puede fortalecer el entendimiento de los riesgos que impone el cambio climático y crear confianza del sector privado en proyectos resilientes y bajos en carbono. El Protocolo Verde esta siendo reproducido en otros países de la región.
 
Estos mensajes revelan el creciente interés de los bancos en invertir en desarrollo resiliente y bajo en carbono en América Latina y el Caribe. Instituciones financieras públicas y privadas están desarrollando capacidades para abordar el reto climático y tienen gran potencial para ejercer liderazgo en movilizar mayores volúmenes de recursos financieros al estar bien posicionados para comunicar riesgos y oportunidades a sus pares. Actores internacionales, nacionales y locales deben seguir de cerca los fascinantes acontecimientos en materia de financiamiento climático en la región.

MESA 4

Promoviendo la Transparencia y la Rendición de Cuentas en el Financiamiento Climático: Experiencias Latinoamericanas
En esta sesión, los representantes de las organizaciones socias del GFLAC expusieron los resultados de las investigaciones realizadas en cada uno de los países, con la moderación de Sandra Guzmán, Coordinadora General del Grupo. Los investigadores encargados de presentar los resultados fueron Maria Martha Di Paolo de Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) de Argentina; Javier Hernandez de Chile Transparente de Chile; Melani Pelaez, de Grupo Faro de Ecuador; Isabel Felandro,  de SPDA de Perú e Xtabai Padilla de ITDP de México.
Los reportes  contienen información en dos niveles:
A nivel nacional,  el análisis se centra en identificar la asignación de  recursos presupuestales dirigidos a la mitigación y adaptación del cambio climático en sectores específicos en cada país, para en una segunda etapa analizar la efectividad de estos recursos en la atención al problema.
A nivel internacional el análisis se centra en conocer cuántos recursos están recibiendo los países para acciones de mitigación y adaptación al cambio climático desde fuentes internacionales tanto bilaterales como multilaterales, y analizar cual ha sido el manejo que los países receptores de recursos han hecho con ellos, así como identificar en donde se encuentran los principales destinos de fondos.

ORGANIZACIONES INVESTIGADORAS

PUNTOS FOCALES
ARGENTINA
CHILE
PERÚ
ECUADOR

RESULTADOS GENERALES DE LAS INVESTIGACIONES

Para Sandra Guzmán, Coordinadora General del GFLAC, este ejercicio ha permitido entablar un diálogo con actores gubernamentales para que esta información sea de utilidad tanto para los países como para las organizaciones y los diferentes actores que están interesados en estos temas.
ESCUCHA A SANDRA GUZMÁN HABLAR SOBRE LA IMPORTANCIA DEL MAPEO DE FINANCIAMIENTO NACIONAL E INTERNACIONAL PARA AMÉRICA LATINA
ENLACE A VIDEO

NIVEL INTERNACIONAL

ARGENTINA
Argentina muestra que el volumen total de financiamiento de los 136 proyectos con recursos identificables en el período 2010-2014, ascienden a USD 283 millones. En términos de la asignación de recursos, la investigación arrojó que US$ 126.7 MDD (45%) de los fondos se destinan a adaptación; US$ 84.4 MDD (30%) a bosques y REDD+; US$ 66.0 MMD  (23%) a mitigación y US$ 5.6 MMD  (2%) a mejora institucional y creación de capacidades. Dentro de las principales fuentes de financiamiento destacan el Banco Mundial (US$ 140 MMD), el GEF (US$ 50 MMD), el BID (US$ 45 MMD) y un fondo de cooperación española para la seguridad alimentaria  (US$ 21 MMD). Sin embargo los resultados muestran que aún se necesita mayor claridad sobre la información de fondos y los mecanismos de contabilidad de los proyectos para evitar la doble contabilidad, como es el caso de los proyectos del Banco Mundial y los del GEF por ejemplo, en cuyo caso se recomienda el establecimiento de una institución contabilizadora o auditora. 
INFOGRAFÍA GFLAC - FLACSO
ECUADOR
El caso de Ecuador por su parterefleja que de los 100 proyectos analizados en el período 2010-2013, 36 proyectos dan prioridad a la adaptación con un monto de US$ 362.231.786 (16%); 31 proyectos a mitigación con US$ 830.444.155 (37%); y 33 proyectos a ambas prioridades con una suma de US$ 1.029.851.452 (46%). Las principales fuentes de financiamiento no reembolsable son la cooperación para el desarrollo de Alemania  (a través del Banco de Desarrollo alemán KfW y la Agencia de Cooperación al Desarrollo GIZ), el Fondo Global para el Medio Ambiente (GEF), y la cooperación al desarrollo de Estados Unidos[1]. Asimismo, las principales fuentes de financiamiento reembolsable son la Corporación Andina de Fomento (CAF), el Banco Mundial, y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El caso ecuatoriano muestra la necesidad de promover arreglos institucionales, intercambio y cruce información que facilite, entre otras cosas, el monitoreo de los préstamos internacionales y el endeudamiento gubernamental. Para lo cual se requiere que la información este disponible de forma más desagregada y que exista un mejor acceso al Sistema Único de Información Ambiental.
 
[1] La información disponible sobre la cooperación para el desarrollo de Estados Unidos en Ecuador solamente facilita datos agregados clasificados de acuerdo a los criterios CAD de la OCDE. El valor que se indica en este análisis corresponde al rubro Protección General del Ambiente
INFOGRAFÍA GFLAC - GRUPO FARO
ESCUCHA A MELANI PELÁEZ DE GRUPO FARO
ENLACE A VIDEO
CHILE
En el caso de Chile se identificaron un total de 52 proyectos que cuentan con financiamiento internacional y que han mantenido vigencia entre los años 2010 y 2014. De los cuales sólo 46 proyectos cuentan con financiamiento conocido, los que representan un total de  US$ 303.837.252. De este monto, un 67% corresponde a préstamos de inversión, que deben ser eventualmente reembolsados, en tanto el 33% restante de los recursos corresponde a donaciones.. En este punto cabe destacar que un sólo proyecto recibe US$200.000.000 por concepto de un préstamo del BID. En cuanto a sus fuentes de financiamiento, el BID es el principal donante, con US$209.669.195 que implican el 69% de los fondos identificados. Sigue el GEF con US$18.550.150 (6%), el Banco Mundial con  US$17.247.636 (6%) y el GIZ con US$15.383.146 (5%). Una gran mayoría de los fondos, US$ 287.478.615 (95%), están asignados a proyectos relacionados a mitigación;  y US$ 15.473.637 (5%) tienen relación con proyectos referidos a adaptación. Una vez más los desafíos que se destacan en esta materia apunta a mejorar la transparencia y calidad de información de financiamiento climático. Lo cual debe ir de la mano de mejores mecanismos de rendición de cuentas y participación ciudadana.
INFOGRAFÍA GFLAC - CHILE TRANSPARENTE
ESCUCHA A JAVIER HERNÁNDEZ DE
CHILE TRANSPARENTE
ENLACE A VIDEO

NIVEL NACIONAL

ARGENTINA
A nivel nacional, Argentina participa con aproximadamente el 0,6 % del total de las emisiones mundiales de GEIs, siendo el cuarto país en emisiones per cápita en América Latina. El sector energético es el mayor emisor con el 47% del total, siendo el transporte su principal contribuyente, seguido por el sector agropecuario con el 44%. A partir del análisis presupuestal realizado, fue posible identificar que existe una partida que expresamente menciona al cambio climático, específicamente sobre el Relevamiento Situación del Cambio Climático - Tercera Comunicación Nacional (BIRF S/N) con un monto de US$1.106.784 para el año 2014 y US$733.793 para el año 2013. En todo caso, de las partidas presupuestarias analizadas (glaciares, energía y bosques), en 2013 solo 0,11% son compatibles en la lucha del cambio climático; en tanto 3,1% son contrarias y un 0,6% con fines inciertos. En tanto en 2014 las actividades compatibles se mantienen con un 0,11% y las contrarias aumentan a un 4% del presupuesto nacional.
 Con base en estos resultados, se torna necesario trabajar en la mejora de los sistemas de información ambiental, climática y presupuestal a fin de promover mayores niveles de desagregación, etiquetación y transparencia presupuestaria. Una mejor y mayor utilización del Comité Gubernamental de Cambio Climático unido a la promoción de una Ley General de Cambio Climático efectiva y eficaz podrían contribuir a estos desafíos. 
INFOGRAFÍA GFLAC - FARN
ESCUCHA A MARÍA MARTA DI PAOLA DE FARN
ENLACE A VIDEO
CHILE
El caso de Chile, refleja que el sector de energía recibió en 2013 US$ 133.547.685 y en 2014 US$ 144.081.527. Si bien en la ley de presupuestos no hay recursos directamente etiquetados como cambio climático, si existen recursos destinados a acciones directa o indirectamente relacionadas a cambio climático, de las cuales el monto total obtenido para 2013 es de US$ 15.918.979 y para 2014 US$ 21.213.322. Dentro de estos montos, es posible diferenciar los recursos destinados a mitigación y adaptación los que en 2013 ascienden en Adaptación a US$ 2.252.807, Mitigación a US$ 1.574.868 y ambas  a US$ 12.091.304.
 
Sin embargo, en 2014 los recursos en adaptación disminuyen con un total de
US$1.811.335, en tanto en mitigación con un total de US$894.156. Por el contrario, los recursos de ambas actividades sumadas (adaptación y mitigación) aumentan con un total de US$ 18.507.830. Con todo, destaca el hecho de que más de la mitad de los montos asignados del presupuesto para el sector se destinan a actividades contrarias a cambio climático, específicamente a la Transferencia a la Empresa Nacional de Petróleos con US$ 49.180.496 en 2013 y US$ 56.088.140 en 2014. Esta transferencia tiene como objeto cubrir los desembolsos realizados con ocasión del pago del  subsidio para el consumo de gas natural en la Región de Magallanes y es por tanto considerada contraria al combate al cambio climático.
 
Estos resultados reflejan la necesidad de establecer deberes de obligación más exhaustivos en las informaciones proporcionadas por los diferentes servicios públicos y de procurar sistematizar el acceso a la información de cambio climático y presupuestal en una única plataforma, idealmente en el existente SINIA. Además, de promover espacios de Participación ciudadana en el proceso de presupuestos.
INFOGRAFÍA GFLAC - (CR)2
PERÚ
Para el caso de Perú los sectores analizados (energías renovables, eficiencia energética y bosques)  mostraron un monto total dirigido a la atención del cambio climático de US$  50,101,281 en 2013 y US$ 52,028,108.9 en 2014. Los que representan el 0,10 y 0, 11 respectivamente de los presupuestos de cada año. Las etiquetas en 2014 comprenden la: División funcional 0121: gestión del cambio climático, el Programa Nacional de Conservación de Bosques, y Proyectos de inversión pública para la adaptación y mitigación al cambio climático. En todo caso no es posible conocer de manera diferenciada la cantidad total de recursos dirigidos específicamente a acciones para la mitigación y adaptación del cambio climático.
Dentro de las Barreras identificadas destacan la falta de acceso a la información y de desagregación de los proyectos que hacen uso de energías renovables y convencionales. Es por esto que la elaboración de una Ley Marco de Cambio Climático sería una oportunidad idónea para incluir el mandato de transparentar el presupuesto destinado al cambio climático. Asimismo, el financiamiento público destinado a las acciones frente al cambio climático debe estar alineado con los Planes de Mitigación y Adaptación Nacionales, y canalizar mayores fondos a las prioridades del país. Se deben fortalecer las capacidades técnicas y profesionales en los gobiernos regionales y los niveles de coordinación entre el MEF con las direcciones responsables del presupuesto dentro de los otros ministerios. Para esto la promoción de mecanismos de seguimiento del gasto público es crucial. 
INFOGRAFÍA GFLAC - SPDA
ESCUCHA A ISABEL FELANDRO DE SPDA
ENLACE A VIDEO
* Videos obtenidos del sitio de Fundación AVINA
VISITA NUESTRO SITIO PARA CONOCER LA INFORMACIÓN DETALLADA DE CADA UNO DE LOS INFORMES REGIONALES
PÁGINA WEB GFLAC

GALERÍA FOTOGRÁFICA

EVENTOS SOBRE FINANCIAMIENTO CLIMÁTICO CELEBRADOS EN EL MARCO DE LA COP20
Dentro del marco de la COP20, celebrada en diciembre de 2014 en Lima; Perú, el GFLAC estuvo presente en una serie de eventos los cuales fueron abordados con detalle en el Boletín Especial COP20.  
ÍNDICE DEL BOLETÍN ESPECIAL COP20
  1. Lima Climate Finance Series, COP20             
  2. Conferencia de Prensa “Carbon Tracker Initiative: LAC Climate Finance Day”
  3. Cena con miembros de organizaciones socias (Retos y áreas de oportunidad)
  4. Global Landscape Forum
  5. Conversatorio Cumbre de los Pueblos
  6. Marcha de los Pueblos
ACCEDE AL BOLETÍN ESPECIAL COP20
RECURSOS PARA SABER MÁS SOBRE
FINANCIAMIENTO CLIMÁTICO
Para todos los interesados en conocer más sobre este fascinante y complejo tema, Transparencia Internacional y Transparencia Mexicana han desarrollado tres cursos gratuitos en línea: 
Introducción a la gobernanza financiamiento climático:
Centrado en los principios básicos sobre el financiamiento climático. ¿Qué es el financiamiento climático? ¿Por qué lo necesitamos? ¿De dónde viene? ¿Quién lo distribuye? ¿Cómo se utiliza?
Financiamiento climático – riesgos de corrupción y soluciones:
Análisis de los posibles riesgos de corrupción y las soluciones para enfrentarla. ¿Qué es la corrupción? ¿Cómo podría mirarse en un contexto de financiamiento para el cambio climático? ¿Cuáles son las diferentes opciones disponibles para su atención?
Instrumentando la integridad en REDD+: 
Este curso se centra en los retos específicos de corrupción y soluciones para REDD+ (Reducción de emisiones por deforestación y degradación de los bosques). ¿Qué aspectos de REDD+ lo hacen vulnerable a la corrupción? ¿Cuáles son los riesgos específicos? ¿Qué acciones están ocurriendo actualmente para abordar esos riesgos y qué más se puede hacer? ¿Qué papel puede desempeñar usted para asegurar que los riesgos de corrupción REDD + se abordan?
INFORMACIÓN GENERAL DE LOS CURSOS EN LÍNEA:
Duración total de las tres lecciones: 12 horas.
Costos: Participación gratuita
Idiomas: Inglés y Francés. El curso introductorio también está disponible en español.
Reconocimiento: Para cada curso completado, los participantes recibirán un certificado de finalización .
Contacto: climatecourseadmin@transparency.org
REGISTRO:  http://courses.transparency.org

*Curso abierto todo el tiempo. El alumno puede establecer su propio ritmo.
OTROS RECURSOS: 
Financiamiento para el cambio climático en América Latina en 2013
Preparación para Financiamiento Climático. Un marco para entender que significa estar listo para utilizar el financiamiento climático
El Financiamiento Climático – Lecciones de Vanguardia
Una rápida explicación del financiamiento climático
Fuentes de financiamiento para el cambio climático
Facebook
Facebook
Twitter
Twitter
Website
Website
LinkedIn
LinkedIn
Google Plus
Google Plus
Share
Tweet
Forward
+1
Share