Copy

¡Hola <<First Name>>!

Nuestro más reciente episodio, «Los mundos posibles de Leibniz», ya está al aire:  

Escúchalo aquí.
  • Nos adentramos en una lectura de Leibniz en diálogo con Spinoza, a quien conoció en 1676. Leyó Leibniz a Spinoza con inquietud: si bien compartía su convicción racionalista más íntima (que de todo cuanto existe hemos de poder dar una razón o explicación), le desconcertaban las conclusiones de Benedictus. Se propuso entonces formular una metafísica capaz de honrar el principio de razón suficiente, pero evitando el «necesitarismo» que, en opinión suya, anulaba la libertad divina y humana.
  • David explica el esfuerzo de Leibniz por reconquistar el espacio de libertad a partir de la distinción entre dos formas de necesidad: lógica y nomológica.
  • Octavio sigue inquieto por el destino de la libertad en manos de los racionalistas, porque incluso Leibniz parece haber rescatado la libre voluntad divina, pero no la humana.

Y si quieres leer más sobre Leibniz...
...sugerimos dos de sus ensayos tempranos, en los que está ya formulado el núcleo de su filosofía: «Sobre la contingencia» de 1686 y «Verdades primarias» de 1689. No hemos dado con una edición en español que incluya ambos textos, pero están disponibles en inglés aquí (y en excelente traducción, por demás).
Una solicitud amable: si no lo han hecho ya, agradeceríamos que se suscriban a Urbi et Orbi en Spotify y Apple Podcast, y que nos dejen puntuación y reseña en esta última plataforma.

Gracias de antemano.
En nuestro capítulo anterior, «La necesidad de Spinoza»...
...contamos la historia apasionante de Benedictus de Spinoza y los argumentos que lo condujeron al necesitarismo, o la doctrina de que todo cuando ocurre en el mundo es lógicamente necesario.
Así se le recordaba a Spinoza: judío (a pesar de haber sido excomulgado) y ateo (a pesar de que quiso por encima de todo depurar la noción tradicional de Dios, no eliminarla). Tuvo que pasar más de un siglo para que su lugar en la historia de filosofía fuera reivindicado, en buena medida por la admiración que públicamente profesaron por él figuras como Lessing, Jacobi, Hegel y Nietzsche.
Así imaginaba Samuel Hirszenberg a Spinoza: caminando por las calles de Amsterdam, libro en mano, pensando. De sus reflexiones implacables extrajo la convicción de que sólo una sustancia existe en el mundo, Dios (que es lo mismo que la Naturaleza). Y como en Dios todo se da por la necesidad de su propia esencia, todo cuando ocurre en el mundo es igualmente necesario. La sabiduría consiste en reconocer esa necesidad implacable, resistir la tentación de teorizar a partir de nuestra ignorancia de las cosas (que es lo que hacen quienes creen en el libre albedrío).
En caso de dudas, quejas, sugerencias o reclamos, escríbeles a David y Octavio contestando a este correo.
Facebook
Twitter
Link
Website
Copyright © 2021 Urbi et Orbi Podcast, All rights reserved.


Want to change how you receive these emails?
You can update your preferences or unsubscribe from this list.

Email Marketing Powered by Mailchimp