Copy

Boletín 11/2015 - Asociación Bernabé

View this email in your browser
...atrapados en cuevas o encerrados en cárceles; son saqueados, y nadie los libra; son despojados, y nadie reclama. (Isaías 42:22; NVI)

¡Qué imagen más desoladora! ¿Te has sentido alguna vez así? ¿Conoces a personas que se sienten así, en medio de sus problemas o conflictos internos? Saqueados por la vida, dejados a su suerte, hundidos en su miseria, sin esperanza alguna, ni nadie que se preocupa por ellos y por su futuro... ¡Dios tiene misericordia de estas personas! Envió a su Hijo como Liberador:

...como luz para las naciones, para abrir los ojos de los ciegos, para liberar de la cárcel a los presos, y del calabozo a los que habitan en tinieblas. (v.1,6-7)

 
El Siervo del Señor viene a traer justicia (v.1), a proclamar el Reino de Dios, a enseñar la Verdad que libera (Jn.8:32)... "Abrir los ojos de los ciegos" es todo un símbolo en la Biblia - la peor cárcel puede ser nuestra propia mente, ¡y el arma más formidable de Satanás para mantener cautivos (estancados, desanimados, afligidos...) incluso a creyentes! Por eso, la renovación de nuestra mente, para poder "ver" las cosas en su justa medida y desde una perspectiva espiritual, es tan crucial para la "liberación" de nuestra alma del poder destructivo de pensamientos negativos, creencias erróneas, mentiras del diablo..., y nuestra vida de conflictos innecesarios y de problemas que en realidad tienen solución:
...conduciré a los ciegos por caminos desconocidos, los guiaré por senderos inexplorados;
...ante ellos convertiré en luz las tinieblas, y allanaré los lugares escabrosos. (v.16)
Ministros de esperanza
Como el Padre envió al Hijo, Jesús nos envía a nosotros - para seguir su obra y realizar el plan de restauración de Dios. Siguiendo el ejemplo del Siervo de Dios en Isaías 42, necesitamos primero tener la convicción que Dios nos envía, nos sostiene, se deleita en nosotros y nos capacita (v.1+6). En segundo lugar, debemos asumir que ministrar a personas (creyentes o no) atrapadas en aflicciones profundas y problemas complicados es difícil y requiere perseverancia, entrega, discreción y sensibilidad por nuestra parte (v.2-4a). Finalmente, hemos de tener la visión que "las costas lejanas esperan su enseñanza" (v.4b): la gente necesita la Palabra sanadora de Dios, aplicada con sabiduría a su situación personal, hasta que encuentren su "sendero" para salir de sus "tinieblas".

Jesús tiene poder para salvar - y también para liberar, sanar y restaurar. ¡¡Dejémonos enviar y usar por él, y veamos las maravillas que Dios puede hacer en la vida de sus hijos y en la vida de los que vienen a ÉL!! Las personas necesitan que traigamos esperanza a sus vidas - una esperanza real que les transforma.
ASOCIACIÓN BERNABÉ DE CONSEJEROS CRISTIANOS
info@asociacionbernabe.com
Facebook
Website
Orar por nosotros, haciéndote AMIGO
Copyright © 2015 Asociación Bernabé de Consejeros Cristianos, All rights reserved.


Si no quieres recibir más estos correos, te puedes dar de baja con el link "unsubscribe...". Para modificar tus datos, usa el link "update...".
Email Marketing Powered by Mailchimp