Copy
Boletín 6/2015 - Asociación Bernabé
View this email in your browser
"Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes... y ven, ¡sígueme!" (Mc.10:21)
...dijo Jesús mirando con amor al joven rico que había venido a preguntar lo que tenía que hacer para recibir la vida eterna. (Mc.10:17-21)
Dios desea tenernos enteramente para si. Le importa la buena conducta, como la del joven rico, pero aún más le importa conquistar nuestro corazón. Quiere que nos entreguemos completamente a ÉL, reununciando a nuestras propias seguridades y confiando 100% en Dios, dependiendo de él - que nuestra vida sea ÉL. ¡Jesús nos ama de forma radical y quiere que le amemos de la misma manera!
...pero él, afligido por esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones. (v.22)
...escandalizado, abatido, desanimado - ¡no se esperaba eso! Jesús se lo pidió mirándolo con amor, pero el precio del camino que le proponía era demasiado elevado.

Entregarnos a Dios y vivir para ÉL cuesta estar dispuestos a renunciar a todo lo que tenemos y apreciamos, lo que llena nuestra vida, lo que cautiva nuestro corazón - si el Señor así lo pide.
"¡Qué difícil es para los ricos entrar en el reino de Dios!", empieza Jesús a explicar a los discípulos (v.23).
Los que más seguridades, privilegios y fuerzas propias tienen, no necesitan a Dios ni están interesados en vivir para ÉL y por ÉL - en lugar de vivir para si mismo y por si mismo. ¡Ahora son los discípulos quienes se asustan y preocupan! (v.24-26)

Jesús insiste en que, humanamente, es muy difícil llegar a esta renuncia tan radical, pero que DIOS lo puede hacer posible (v.27).
¿Qué cautiva tu corazón y lo mantiene atado?
El joven rico tenía el corazón dividido...
¡Un corazón atado no se puede entregar a Dios!
"¡...nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido!" (v.28)
Pedro no tardó en darse cuenta que ellos eran un ejemplo de esta gracia especial de Dios - aunque ellos no eran ricos, sí que tenían su propia seguridad y la dejaron atrás.

Y la respuesta de Jesús es consolador:
"Os aseguro que todo el que por mi causa y la del evangelio haya dejado casa, hermanos, hermanas, madre, padre, hijos o terrenos, recibirá cien veces más ahora en este tiempo..., y en la edad venidera la vida eterna." (V.29-30). ¡El que renuncia a todo por Cristo, será recompensado! Dios sustituirá con creces lo que perdió, no desea escasez para nosotros sino abundancia (Jn.10:10). ÉL es generoso y quiere bendecir, conoce nuestras necesidades y las quiere suplir (Mt.6:25-34).

Pero Dios no quiere que nos apeguemos a otra cosa que sólo a ÉL. Por eso puede ser que nos quite lo que retiene nuestro corazón y lo aleja de él. ¡Y cuando nos haya cautivado completamente para si mismo, nos colma de bendiciones!
Si sabemos nosotros vivir así, en esa entrega total y ese apego profundo al Señor, podemos ser instrumentos de mucha bendición para otros e invitarles a confiar sus vidas a Jesús de la misma manera - tanto los "ricos" que tienen muchas seguridades y privilegios a los que renunciar, como los "pobres en espíritu", los quebrantados, los que necesitan un ministerio de restauración y consejería para reconducir sus vidas. ¡Serán recompensados y consolados! Es el mejor camino para todos.
 

info@asociacionbernabe.com

Asociación Bernabé de Consejeros Cristianos
AGENDA
  • Vi.-Do., 18-20 de septiembre, MADRIDSeminarios con  Dr. Chuck Lynch (maltrato psicológico, adicción sexual, pautas de reconciliación)
  • Ju.-Do., 24-28 de septiembre, TENERIFEFormación básica de consejería bíblica con Dr. Chuck Lynch
Hacerte AMIGO
Facebook
Facebook
Web
Web
Si no quieres recibir estos correos, te puedes dar de baja en el link "unsubscribe from this list" aquí abajo.
Copyright © 2015 Asociación Bernabé de Consejeros Cristianos, All rights reserved.

unsubscribe from this list    update subscription preferences 

Email Marketing Powered by Mailchimp
Share
Tweet
Forward